Todo un ejemplo

No hay tradición de docentes en mi familia. Además de mi hermano, y una tía nuestra que fue profesora de la Escuela de Magisterio, yo no tengo mucho contacto con el mundo de la educación. Pero ayer, comiendo en casa, surgió el tema y les conté una historia que acababa de leer en un diario de tirada nacional.

Resulta que un maestro, que se vio involucrado, como tantos otros españoles, en la contienda de la Guerra Civil, recuperó su plaza en 1975. Y con casi 93 años, sigue acudiendo a dar clase todos los días, acogido a un programa llamado Voluntarios para la Educación. Y dice que lo seguirá haciendo mientras sus facultades se lo permitan.

Una historia entrañable, en la que se deja entrever una vocación absoluta y unas ideas sobre la educación en nuestro país que ya quisiera el mismísimo Ministro de la materia. Mi hermano dice que hay cosas con las que no está para nada de acuerdo con él, pero coincide en los temas básicos.

Como decía al principio, yo no tengo conocimientos sobre el tema, pero lo que tengo claro es que la educación está hecha un desastre, mientras que da la impresión de que a los políticos lo único que les interesa es cambiar las leyes educativas cada vez que hay un cambio de partido político en el gobierno. Al final, siempre terminan pagando los mismos. Sea como fuera, es algo que está fuera de nuestro alcance.

5 comentarios:

Nork dijo...

La vocación.. un bien tan ausente en esta sociedad..

india dijo...

Sshhhhhhhh,que como el Ministro de Trabajo y Seguridad Social se entere aumenta la edad de jubilación al infinito y nos come el coco con lo de la vocación...
Bah!en serio ya,sin coñas...la profesión de tu hermano es puramente vocacional,...como por otro lado deberían serlo todas,porque es obvio que no nos entregamos con la misma capacidad si lo que hacemos nos gusta y lo sentimos que cuando es una obligación sin más sentimiento añadido...
Seguramente,en las clases de ese profesor de 93 años se aprenda muchísimo más que el temario seleccionado,mucho más que no está escrito en ningún libro,mucho más de lo humano...
Achuchones,Corban!y júntate mucho con tu hermano!nada de lo que aprendas de él será desaprovechable ;D
Achuchones again!

Anónimo dijo...

Coincido con India en todo, seguro que ese ancianito enseña mucho más que lo que pone en los libros. Tienes suerte de tener un hermano así...., seguro que teneís mucho e común !!.
Besos -Lola-

VENTILADORCULAR dijo...

Pues mira, es lo que digo yo, que el que trabaja por vocación es que no tiene otra cosa mejor que hacer, con lo bien que se está en una tumbona en la playa, fíjate lo que te digo, hasta comiendo un bocata de tortilla mascando arena... Es que el personal se aburre, coño...
Vamos, que me dejaba yo que me diera los 28 años de más de cotización a la SS...(sí, habéis leído bien, las SS)... Es más, me pongo chulo con Zapatero y que me alargue hasta los 67, y que el viejete me pase sólo 26! ABrazo Ecorbander

WOOD dijo...

El otro día me decía un buen amigo maestro, rojo hasta la médula, que la educación en tiempos de Franco era mucho mejor, que se han tirado por tierra todos los valores positivos de aquella época. Y mira por donde, yo tengo la misma opinión. Abrazo, hermano de my masterfriend.

Posdata: podías soltarte a comentar y saber tu opinión por estos buenos mundos de Dios.