¿Somos humanos?

El otro día en el descanso del curro estaba hojeando el periódico como de costumbre cuando de pronto mis ojos se detuvieron en una noticia que llamó poderosamente mi atención. No recuerdo el texto exacto, pero más o menos venía a decir que un individuo había intentado matar a otro con un hacha, pero que no había podido consumar el asesinato gracias a que la herramienta no tenía filo suficiente, con lo cual la cosa había quedado en una gran herida en la cabeza. Como consecuencia de lo cual, el fiscal encargado del caso había rebajado la pena inicial solicitada para el inculpado de nueve a cuatro años.

Se me ocurre una reflexión al respecto. Si nos ponemos del lado de la víctima yo creo que debe pensar que la pena solicitada debería ser mayor, ya que el hecho de salir con vida después de tamaña situación, va a llevar consigo una serie de huellas psicológicas para toda su existencia, seguramente, cosa que no se habría producido de haber resultado muerto. Será muy difícil que olvide una experiencia de ese tipo. Además, debe estar agradecido al dueño del hacha que no se percatara del tema del filo. Qué fuerte.

12 comentarios:

Evánder dijo...

¿Te imaginas que el agresor hubiera ido después a la ferretería a que le devolvieran el dinero porque el hacha no cortaba bien?

!Qué vida ésta!

VENTILADORCULAR dijo...

JOder es que te claven cuatro años por un bromita de nada, total si el hacha no estaba afilada ni nada... s ino había mala intención... Se me revuelve el estómago cuando veo palizas, ataques físicos, patadas en la cabeza, agresiones abusivas, despiadadas, se me revuelve el estómago que las leyes lo permitan... y me revuelve el estómago que haya abogados que defiendan tales posturas, sólo por dinero.... ahora sí, ya tengo gans de vomitar...
Un abrazo

Nork dijo...

Somos humn@s, pero algun@s.. y en algunas ocasiones quizás seamos bastante densos, si.
Estamos aquí para aprender..
"Ahimsa" un principio fundamental que debiera ser asignatura en las escuelas, en recuerdo de Gandhi. Om Shanti.

muxu

Elektra dijo...

Pasadón total el tema de los Killers. Mira que me gustan. Es que me ha dejado regustillo amargo la noticia pero se me ha endulzado escuchando la canción.

La verdad es que yo no entiendo nunca esto de las leyes y las penas que se aplican. Vamos, que como no estaba afilada el hacha el otro se libra de unos cuantos años pese a que su intención era la que era.

Y bueno, por otra parte, siempre será mejor tener en la memoria una barbaridad semejante que uno acabará por superar, a no tener ninguna porque has perecido en el hecho.

Y ahora otra historia que me ha venido a la mente y que me planteo muchas veces. Cuando uno hojea/ojea el periódico es, porque hojea de pasar hojas, o porque ojea de echar un ojo? :)

Venti, yo lo de los abogados también me lo planteo muchas veces. Cuando se asignan abogados de oficio para defender algunos casos, los abogados se pueden negar a defender a los inculpados o la pela es la pela y se defiende lo que sea?

WOOD dijo...

Si no hubiera abogados que defendieran casos como éste, el Estado de derecho se derrumbaría. Hay que elegir entre el fusilamiento directo sin contemplaciones, sin juicio ni posible presunción de inocencia con posibles atenuantes o la defensa de estos individuos aunque ello atente contra los más basicos principios morales y éticos.

Respecto a los Killers, pues cada vez me gustan más, según que temas. Abrazo, Corban.

Elektra dijo...

Tienes razón, amigo Wood, pero me pregunto cómo tiene que ser una defensa de algo que moralmente te sobrepasa. Supongo que como en todos los sitios habrá abogados de muchas clases, pero defender al que sabes que es culpable tiene que ser muy fuerte. Bueno, yo no podría.

VENTILADORCULAR dijo...

Entiendo lo que quieres decir myrfiend, pero... ¿tú crees que esos abogados defensores no conocen, en la totalidad o mayor parte de las veces, cuál es la verdad? ¿No crees que sus clientes les cuentan qué ha pasado? Sé muy bien que el deber es "sacar el mal menor". Yo creo que sí lo saben que lo ocultan, y es por ello, por lo que veo tan deleznable tales defensas. A cualquiera que oculte información de un asesinato, se considera cómplice por encubrimiento. Sin embargo, en el caso de la defensa, se permite...
Creo que ahí sí que tiemblan los cimientos del estado de derecho.
Querido amigo Wood, no repetiré esa célebre frase TUYA, por si alguien tiene dudas. Fuerte abrazo! Por cierto, acabo de recibir un sms tuyo. Estás fatal de la azotea!!! JAJjaJAJAJJAJA

WOOD dijo...

Vamos por partes, my friend.

1. En algunos casos lo intuyen por la propia experiencia de tratar asuntos penales con los tipejos en cuestión, en otros lo saben porque son otros tipejos en cuestión, y en otros muchos porque es la primera forma de abrirse paso a través del turno de oficio en ese difícil mundillo. Supongo que hay más opciones pero ahora no se me ocurren. Sea cual sea la opción, es valida si queremos que prevalezca el estado de derecho. No es encubrimiento por el secreto que tiene el ejercicio de esa profesión, igual que lo puedan tener otros como los psicólogos, los curas. A mi juicio por ello no tiembla el estado de derecho. De todas formas entiendo perfectamente tu postura. Es más, hay muchos abogados penalistas que lo han dejado por esos motivos y es más fácil ser fiscal que abogado de la parte acusada.

2. Tú con mis frases puedes hacer lo que quieras, repetirlas, apropiartelas, pasartelas por el forro. Contigo no tengo derechos de autor.

3. Estoy fatal del tarro. Necesito dormir. Me acabo de beber dos birras casi de trago ante la inminente noche que se avecina. Viva la república bananera.

Abrazos y disculpa la brasa, Corban.

VENTILADORCULAR dijo...

Jajajajajajjajja. Siempre bananera. A muerte contigo, tío. Pero yo eliminaría esa especie de secreto confesional. Si el fin es que funcione la sociedad, debe prevalecer la verdad, y no el secretismo profesional. Debe prevalecer que si hay confesión de un tío de que ha intentado clavarle un hacha a un tío en la cabeza, sea suficiente, aunque por otra parte, entiendo que esa no sea la función de un abogado, sino de un juez.
No termino de tenerlo claro, pero lo que es seguro, es que hay algo que no funciona.
Y otra cosa más tengo seguro, que me tomaría otras dos birras de un trago a tu salud, y la de tu mujer y tus dos princesas, si no fuera por las espontáneas cagaleras a las que me he visto sometido.
Abrazo myfriend! Y ahora duerme. Te lo mereces, campeón.

livy dijo...

Los comentarios de Venti y de Wood son tremendos,en los cuales hay mucha tela para cortar,tierras pantanosas en las que es difícil moverse.
Pero yo, me quedo con el comentario de evánder, esa retranquita amigo, cómo me gusta,jajajajaj, que además con esa ironía se dice mucho, en muy poco.
Besos, corban.

Milhaud dijo...

El código penal necesita una reforma urgente. Por este caso, y muchos en los que las penas están totalmente descompensadas entre unos delitos y otros.

Ciñéndonos al caso, siempre he pensado que se tenía que judgar por intención, más que por resultado. Es decir, haya muerto o no, la intención del agresor era matar, así que la pena no debería disminuir porque el asesino no haya podido conseguirlo.

En fin, vaya gentuza.

Corban dijo...

Amiga Elektra. Las dos cosas son posibles. "Hojear" es pasar rápidamente las hojas de un libro, y "ojear" es mirar superficialmente un texto (palabra de Evánder).

Besos!